…que el traje nos ahoga si no creamos nuestra propia vida?

EL “TRAJE” QUE NOS AHOGA

            “Todos llevamos un “traje” ceñido a nuestra piel, tanto que lo confundimos con la misma: es el traje de nuestra cultura y de nuestra familia. Cuando pensamos o vamos a hacer algo prohibido por la cultura o la familia el traje se encoge, apretando nuestro cuerpo: es el ahogo de la culpa, la cadena invisible que nos ata al clan. Distinguir este “traje” de nuestra auténtica piel es algo esencial para poder sentirnos los creadores de nuestra vida, para poder volar según los anhelos de nuestro corazón. Lograr sentirnos desnudos es reconocernos como seres libres y no como súbditos de la cultura y de la familia. Desde esta desnudez reconocida podemos convertirnos en sastres de nuestros propios “trajes”, consiguiendo así transformarnos en creadores culturales e innovadores en la familia”.

La Danza de la Vida. Carlos González Pérez

…que estamos unidos por un invisible hilo de color rojo?

Hilos

Dice un proverbio chino que las personas que han de encontrarse en el camino de la vida se encuentran unidas por invisible hilo de color rojo. Da igual hacia dónde vayas, el camino que recorras, los atajos que tomes, los cambios de dirección…si esas personas son necesarias en y para tu vida, irremediablemente las encontrarás y/o te encontrarán.

De igual modo, esas personas que han formado parte de tu vida en un momento u otro, siguen conectadas a ti por ese mismo hilo; forman parte de las distintas etapas  que conforman el aprendizaje. Y siempre estamos aprendiendo.

 

 

…que hay tres cosas?

Hay tres cosas que nunca regresan: El tiempo, las palabras y las oportunidades

Hay tres cosas que pueden destruirte: La mentira, el orgullo y la envidia.

Hay tres cosas que nunca debes perder: La esperanza, la paciencia y la honestidad.

Si fuésemos capaces de vivir estos tres grupos de tres cosas en cada instante de nuestra vida, la mayor parte del tiempo seríamos TAN felices…que sólo el hecho de imaginarlo ya produce sosiego. Sigamos practicando y pronto las circunstancias serán y se verán de otro modo.

 

Tu felicidad te dará la libertad que necesitas