…Escucha…Escucha de verdad…Escucha…

Una vez, en Saint Dyfrig, cuando un profesor del departamento de Literatura lo invitó a leer un poema en el ordenador, Liam pulsó en “Cómo escuchar” y se llevó una decepción al encontrar meras instrucciones técnicas para poner en marcha la versión de audio. Lo que él esperaba encontrar eran consejos para escuchar poesía, y, por extensión, para escuchar en general, para escuchar de verdad, lo que se decía alrededor de él. Por lo visto le faltaba alguna habilidad básica para eso.

 

La brújula de Noé, Anne Tyler

Anuncios

LIGHTS AND SHADOWS UNDER THE SIGN OF BREAST CANCER / LUCES Y SOMBRAS BAJO EL SIGNO DEL CÁNCER DE MAMA — Kshama Yoga

LIGHTS AND SHADOWS UNDER THE SIGN OF BREAST CANCER (version en español desplazándote hacia abajo ) DISCLAIMER In the text below I summarize months of struggling with society fears, fixed mind-sets and with a protocol based health system that isn’t used or comfortable with someone wanting to take full responsibility of her life. I also […]

a través de LIGHTS AND SHADOWS UNDER THE SIGN OF BREAST CANCER / LUCES Y SOMBRAS BAJO EL SIGNO DEL CÁNCER DE MAMA — Kshama Yoga

La fuerza de la vida

 

 

                             Hasta cuando nos marchamos lejos

Resultado de imagen de simbolo clave de solpor cobardía o por despecho,
por un amor inconsolable,
cuando en casa el tiempo pasa sin vivirlo
y lloras porque no sabes porqué
una fuerza enorme está en nosotros mismos:
la sencillez de lo sencillo,
donde las luchas son inútiles,
es más fuerte que una muerte incomprensible,
es vencer esa nostalgia que no se va de ti.

Tienes que poner los dedos en tu herida
y entonces sentirás la fuerza de la vida,
que te conducirá, lo sé,
amor, ya lo verás,
a la salida que hoy no ves.

Cuando te recomen los silencios
y el corazón les pone precio
con un rumor insoportable
cuando te hundes y no puedes levantarte,
y hasta cuando la esperanza
piensas que se perderá.

Es la voluntad que a todo desafía,
es nuestra dignidad, la fuerza de la vida,
que no preguntará qué es la eternidad,
aunque sepa que la ofenden,
o que la venden sin piedad.

Tienes que tocar el fondo de tu herida
y reconocerás la fuerza de la vida,
que te conducirá, lo sé,
no te dejará marchar,
no te dejará, ten fe.

Hasta dentro de la cárcel
de esta enorme hipocresía,
y en los fríos hospitales
de ese mal de nuestros días,
una fuerza te vigila,
tú la reconocerás,
esa fuerza testaruda que hay en ti,
que sueña y no se va de ti.

Amor, ya lo verás, la salida que hoy no ves
Tienes que poner los dedos en tu herida
y entonces sentirás la fuerza de la vida,
que te conducirá, lo sé,
amor, ya lo verás,
a la salida que hoy no ves”